¿Cómo quedar embarazada después de un Legrado?

Inicialmente, consideramos necesario aclarar ciertas dudas sobre el legrado del útero. Para empezar, debemos precisar que es una intervención ginecológica mediante la cual se raspan las paredes del útero a los fines de extraer parte del endometrio.
Existente muchos motivos para realizar un legrado de útero, siendo los más comunes los abortos o la limpieza uterina después de un aborto, extraer pólipos o recoger muestras.
Si bien, este procedimiento no es una intervención compleja, presenta algunos riesgos o complicaciones, tales como reacciones adversas o alteraciones respiratorias como consecuencia de la anestesia.
De igual forma, se pueden presentar otro tipo de complicaciones poco frecuentes, tales como la punción del útero, desgarro del cuello uterino, cicatrización del revestimiento uterino.
Asimismo, debemos señalar que posteriormente a dicho procedimiento, se puede presentar sangrado vaginal, dolor abdominal y pélvico, cólicos y dolor de espalda.
Sin embargo, dado que esta intervención es rápida y sencilla, su recuperación por lo general es sumamente rápida, siempre y cuando no existan otras complicaciones.
De hecho, no existe un período de reposo para su recuperación, sin embargo, en la mayoría de los casos, los pacientes puede reanudar sus actividades el mismo día de la intervención.
Por otra parte, es importante destacar que para una recuperación menos traumática, se puede hacer uso de analgésicos. Además, como medidas adicionales, debe abstenerse de tener relaciones sexuales durante las primeras semanas y así como evitar el uso de tampones.
¿Se puede quedar embarazada después de un legrado?
En relación a la preocupación más común sobre si después de un legrado se puede intentar quedar embarazada, se deben varias cosas. Entre ellas, todo va a depender del estado de salud de la paciente. De esta manera, es indispensable tomar en cuenta la recuperación posterior a la intervención, la regularización de los ciclos menstruales, así como su recuperación mental de la paciente.
Asimismo, está presente el estrés o la ansiedad de la mujer que piensa que puede sufrir nuevamente un aborto. Es por ello, que esto puede suceder, razón por la cual el miedo o el estrés postraumático de este acontecimiento, puede ser determinante no sólo para una satisfactoria recuperación, sino además puede comprometer el desarrollo o concepción de un nuevo embarazo.
Cabe destacar que las pacientes que fueron intervenidas con procedimientos de legrado de útero tienen las mismas probabilidades de embarazo que cualquier otra mujer en las mismas condiciones de salud o edad. Sin embargo, se debe destacar que una diabetes no controlada o alguna enfermedad de tiroides, puede comprometer el embarazo.
En ese sentido, debemos resaltar que existe otros factores o elementos externos que pueden afectar seriamente la concepción o el embarazo. Entre ellas pueden ser la edad (que por ejemplo tengas más de 35 años), si ingiere bebidas alcohólicas, consume algún tipo de drogas y/o analgésicos, antiinflamatorios de forma no controlada.
Finalmente, le dejamos algunas recomendaciones o consejos para concebir un embarazo después del legrado de útero, a saber:
-Esperar tres (3) meses antes iniciar un nuevo intento.
-Esperar la regularización de los ciclos menstruales, por lo menos dos (2) ciclos sin ningún tipo de complicación.
-Cicatrización de las heridas del procedimiento, a los fines de evitar una infección.