Embarazo en la Adolescencia

El embarazo en la adolescencia es la concepción entre los 10 y 19 años de edad, es de alto riesgo, en virtud que cuerpo de la madre no se encuentra preparado.

¿Cuál es la edad adecuada para quedar embarazada?
Los especialistas consideran que la edad adecuada para la concepción es entre los 20 y los 35 años, dado que los riesgos son menores.
¿Quién se encuentra en riesgo por el embarazo?
Con los embarazos durante la adolescencia, existen riesgos tanto para la madre como para el bebe, en virtud de la inmadurez del cuerpo de la madre.
¿Cuándo se presenta estos riesgos?
Los riesgos de los embarazos durante la adolescencia, pueden presentarse tanto durante el periodo de gestación, así como durante el parto.
¿Por qué existen estos riesgos?
Visto que el canal para el parto es sumamente estrecho, genera complicaciones  al momento de dar a luz.
Mientras que el hecho que el útero no se encuentra completamente desarrollado, genera dificultades para el desarrollo del bebé, así como para mantenerlo en el vientre.
¿Puede verse en riesgo la vida de la madre o del bebé?
Si, el embarazo y el parto representan una de las principales causas de muerte de las adolescentes a nivel mundial.
El embarazo durante la adolescencia, representa un alto porcentaje de abortos espontáneos.
De igual forma, el desequilibrio emocional y psicológico puede generar un riesgo en la vida y la salud de ambos.
¿Cómo puedo mitigar estos riesgos?
No obstante lo anterior, debemos recordar que durante todo embarazo (sin importar la edad) debe tomarse medidas a los fines de reducir los riesgos.
Entre estas medidas debemos destacar las siguientes:
1. Lleva una vida sana y equilibrada, en este punto debemos considerar tanto el aspecto físico como el emocional. Principalmente, debemos comer balanceadamente, tener una vida activa, evitar las actividades estresantes.
2. Mantener un estricto control médico, para comprobar nuestra salud y controlar alteraciones hormonales.
3. Un Control ginecológico rígido, a los fines que determinen la posibilidad de tomar complementos vitamínicos.
4. Evita bebidas alcohólicas, tabaco y cual droga que pueda alterar el balance del cuerpo, especialmente en las primeras semanas.
5. Considerar el factor psicológico y emocional que pueda alterar la producción de hormonas en el cuerpo.
Como hemos podido observar, el embarazo durante la adolescencia puede presentar una gran cantidad de riesgos o complicaciones, tanto para la madre como para el bebé.
Sin embargo, si bien es cierto que pueden existir complicaciones durante la gestación y el parto, dicho riesgo se pueden reducir.
Razón por la cual no podemos concluir que nuestro embarazo no va a concluir felizmente, siempre y cuando tomemos conciencia y las medidas adecuadas.
Ciertamente, el principal problema que presenta este embarazo, aparte de la inmadurez física, es la inmadurez emocional de la madre.
Así es, la evolución psicológica de la madre es de suma importancia, tanto para asumir la situación, así como para continuar con la crianza de su bebé.
Motivo por el cual recomendamos ampliamente un apoyo por parte de sus familiares y círculos cercanos.