Embarazo Precoz


Los especialistas consideran que la edad adecuada para la concepción es entre los 20 y los 35 años, en virtud que los riesgos son menores, tanto para la madre como para el bebé habrá complicaciones menores. Sin embargo, no quiere decir que no existen problemas asociados a la salud, alimentación, estado emocional y psicológico de la madre independientemente a la edad.

Ahora bien, si bien sabemos que no es recomendable la concepción después de los 35 años de edad, no es menos cierto que la concepción entre los 10 y 19 años de edad, es igualmente de alto riesgo. De hecho, el cuerpo de la madre no se encuentra preparado para el parto, ello como consecuencia, que el canal para el parto es sumamente estrecho y el útero no se encuentra completamente desarrollado.

Además, debemos destacar que el embarazo precoz conlleva mayores complicaciones que un embarazo superado con la “edad adecuada”, dado la inmadurez física de cuerpo que se encuentra en desarrollo. Por lo tanto, es posible el desequilibrio psicológico que se puede generar en la madre, ello sin contar, el hecho de que debe asumir una responsabilidad de tal importancia.

Así, debemos indicar que el embarazo precoz puede generar una serie de complicaciones:

Complicaciones a Nivel Físico
A nivel físico debemos destacar:
1. Mal nutrición en las madres y en el bebé, por cuanto ambos cuerpos se encuentran en desarrollo, requiriendo una serie de nutrientes y vitaminas para su óptimo desarrollo;
2. Abortos espontáneos, en virtud de la inmadurez del útero para mantener el cuerpo del bebé.
3. Partos prematuros, por lo general, los embarazos precoz no superan las 37 semanas de gestación.
4. Bebés bajos en peso, en virtud que el cuerpo de la madre se encuentra en desarrollo, demandando una gran cantidad de nutrientes.
5. Niños con problemas de salud.
6. Bebés con malformaciones.

Complicaciones a Nivel Psicológico
Por su parte a nivel psicológico, debemos precisar el alto nivel de depresión, tanto durante la gestación como en el post parto, los deben ser tratados por especialistas, a los fines de evitar que las madres puedan atentar contra sus propias vidas o las de sus bebés.

Ello sin contar, con las consecuencias socioculturales, que sufre la madre en virtud que pueden ser víctimas del rechazo de sus amigos, familiares e incluso padres de sus bebés.
Por otra parte, tenemos las complicaciones económicas, dado que no han terminados los estudios, visto que estos embarazos son considerados de alto riesgo. Además, resulta difícil conseguir o mantener trabajos, sin hacer mayores referencias a las legislaciones de cada país, que pueden dificultar a que los adolescentes obtengan trabajo.

Vistas las complicaciones que pueden presentarse ante un embarazo precoz, consideramos que debemos tomar algunas medidas, tantos los padres como los docentes en los colegios, a los fines de evitar un embarazo precoz, siendo la más importante una adecuada educación sexual, lo cual incluye información sobre el propio cuerpo y los diversos métodos anticonceptivos, así como las consecuencias de un embarazo a esa corta edad.

De igual forma, consideramos que una forma de evitar el embarazo a esta corta edad, es proporcionar a los adolecentes una adecuada información sobre el contagio de las enfermedades de transmisión sexual, así como sus consecuencias por no utilizar métodos anticonceptivos.