Ejercicios prohibidos durante el embarazo


Muchas mujeres previa evaluación de sus médicos practican ejercicios o deportes durante el proceso de gestación. Ciertamente el practicar deportes o realizar ejercicios durante el embarazo puede traer muchos beneficios.
En el aspecto físico el practicar deportes durante el embarazo ayuda a la circulación, tonificación de los músculos y fortalece las articulaciones.
En la parte de salud, disminuye la posibilidad de sufrir de diabetes, aumenta la energía y ayuda a la digestión.
Igualmente, contribuye a que la mujer no sufra de cambios de humor tan frecuentemente. Todo ello sin contar que favorece el momento del parto al disminuir riesgo, así como la labor de parto.
De hecho, la mayoría de los médicos recomiendan a las mujeres embarazadas realizar algún tipo de deporte o ejercicios. Sin embargo, a pesar de cómo hemos visto trae muchos beneficios, debemos considerar que existen algunos deporte o beneficios que pueden generar el efecto contrario.
Así, algunos deportes pueden resultan perjudiciales para las futuras madres, desde el punto de provocar complicaciones durante el embarazo hasta generar la muerte del bebé.

Aspectos a considerar

Ciertamente, existen ciertas condiciones que debemos tomar en cuenta antes de practicar deportes estando embarazada.
Así, las mujeres que sufren de anemia, de las tiroides, diabetes, epilepsia o arritmias no deben practicar ejercicios, salvo la aprobación expresa de su médico.
Evaluar la necesidad de iniciar algún deportes durante el embarazo, por cuanto las mujeres que no están acostumbra a las actividades físicas, no es buen momento para iniciar las mismas. 
Los ejercicios físicos intenso disminuyen el oxigeno al útero y como consecuencia al bebé.
Deportes no recomendados
Los deportes de alto impacto, extenuantes o con riesgo de caídas, están  prohibidos sin duda alguna. Entre estos deportes tenemos el futbol, básquet o volibol, tenis y cualquier otro ejercicio en el cual puede ser golpeado la madre o el vientre.
Asimismo, debemos evitar todas aquellas actividades o deportes que no nos permitan mantener una respiración constante, nos obliguen a correr, movimientos brusco, levantar las piernas o mover el abdomen.
Entre los ejercicios de al impacto tenemos, correr, bien sea en asfalto o cinta, cabalgar y cualquier tipo de arte marcial.

Suspensión del deporte o ejercicio

Durante el embarazo la mujer está sufriendo una serie de cambios, los cuales son naturales. Sin embargo, durante nuestros ejercicios debemos poder reconocer cuales son estos síntomas del embarazo y aquellos generados por actividades externas.
Así es, el cuerpo ante los riesgos o sobre esfuerzo, reacciona de distintas manera a los fines de alertarnos del peligro. Entre estas alertas o síntomas que debemos prestar atención e interrumpir nuestros ejercicios tenemos: dolor abdominal, dolor de cabeza, sangrado vaginal, cualquier dolor fuera de lo común.
Igualmente, si la mujer presenta mareos, desmayos, problemas para respirar, dolor de pecho, contracciones o calambres, debemos detener inmediatamente el ejercicio y acudir al médico. Ciertamente, algunas de estas alertas pueden ser confundidas con los síntomas comunes de un embarazo.
Razón por la cual es que se recomienda acudir regularmente al médico a los fines que descarte cualquier problema que se este desarrollando.