Consecuencias psicológicas del embarazo en la adolescencia

La adolescencia en sí, es un proceso de cambio, en el cual los adolescentes deben afrontar y aceptar todos estos cambios.

Así, durante este difícil proceso, los adolescentes presentan muchas dificultades, tanto físicas como emocionales.

De hecho, este período resulta sumamente complejo y complicado para todos los adolescentes.

Ahora bien, este complicado periodo puede resulta aun más complejo, ante la presencia de un embarazó inesperado.

Ciertamente, cuando las dificultades de la adolescencia se acumulan con los problemas de un embarazo inesperado, las consecuencias para la madre pueden ser devastadoras.

Así, cuando la madre debe enfrentarse antes tantas dificultades pueden desarrollarse problemas psicológicos y emocionales.

Principales problemas psicológicos

Durante este difícil momento, la madre puede presentar muchas complicaciones, psicológicas, tales como:

-Baja autoestima. Durante el periodo de la adolescencia, se suele sufrir de problemas de autoestima.

Ello como consecuencia, de todos los cambios físicos y biológicos, siendo un periodo muy inestable.

Ahora bien, al esta nueva situación es casi ineludible que la madre presente este problema.

-Frustraciones. Todo adolescente en algún momento sufre alguna frustración.

Sin embargo, la frustración que puede presentar la madre ante esta situación, no conoce precedente para ella.

Así, el sólo hecho de pensar que “se arruino la vida”, puede generar una inestabilidad inimaginable para ellas.

- Estrés. La vida de los adolescentes es estresante.

No obstante, el embarazo para cualquier mujer es estresante, no sólo por el hecho del periodo de la gestación, sino por el cambio que significa para su vida.

Ahora bien, ante una situación tan compleja como esta, la madre adolescente puede conocer niveles muy altos de estrés.

Lo cual puede no sólo puede perjudicar a la madre sino al bebé.

Complicaciones emocionales

Ciertamente, la madre sólo por el hecho de quedar embaraza de esta forma, puede generar muchos sentimientos o emociones.

No obstante, debemos señalar que la futura madre, no sólo debe lidiar con la adolescencia y el embarazo, sino con otras situaciones, tales como:

- Círculo familiar

Ante la situación de un embarazo inesperado en la adolescencia, el apoyo del círculo familiar, es invaluable.

Sin embargo, ocurre todo lo contrario, es muy común que los padres por la propia frustración de la situación, rechacen a su hija.

Incluso, se puede presentar focos de maltratos hacia las futuras madres, lo cual puede acarrear que huyan de su hogar.

- Pareja

De igual forma, es muy común que las futuras madres sufran el abandono del padre del bebé.

Este hecho, trae como consecuencia, una angustia adicional, a tener que afrontar dicha problemática solas.

Ello sin contar, el estrés de tener que cubrir todos los gastos médicos y los gastos comunes que genera el embarazo.

- Círculo Social

Adicionalmente, las futuras madres deben afrontar el rechazo de sus amigos y compañeros de colegio.

Este hecho, no es menos relevante que las anteriores circunstancias.

Ello como consecuencia, que esta situación no se limita al simple rechazo, sino además deben afrontar bromas o burlas constantes.

Lo cual puede ser determinante al momento de continuar sus estudios de manera regular.