Consecuencias sociales del embarazo en la adolescencia

El embarazo durante la adolescencia es una situación sumamente complicada para los futuros padres, dado que no se encuentran preparados para afrontarla. Ciertamente, la decisión de tener un bebé es sencilla, sin embargo, no es sencillo asumir todos los cambios que esto representa.

 De hecho, muchos padres con situaciones más estables y en edades más maduras presentan serios inconvenientes para afrontar esta situación. Así, tenemos que los adolescentes no se encuentran preparados física, psicología o socioeconómicas para tener un bebé.

 Hecho el cual genera cargas o complicaciones adicionales tanto para los padres, como para el bebé. En ese sentido, debemos resaltar que estas complicaciones, físicas, psicológicas y socioeconómicas, repercuten en mayor medida a la madre.

 Especialmente, la situación social, es decir, el nivel de aceptación para una madre adolescente es mucho menor que para un padre adolescente.

 Consecuencias sociales para la madre 

 Para una adolescente, el hecho de quedar embarazada representa un fuerte golpe, en especial en el ámbito social. Estas consecuencias sociales, no solo se limitan a ellas mismas, sino que suelen abarcar a sus padres, hermanos e incluso a su futuro hijo.

 Ciertamente, el rechazo o desprecio social hacia la madre y su círculo familiar, pueden constituirse como un elemento muy perjudicial.

 Así, el hecho de estar en una etapa muy difícil de la vida, como es la adolescencia aunado al rechazo, puede ocasionar estragos en la madre.

 Esta combinación suele afectar el desarrollo psicológico de la madre, trayendo trastornos en su personalidad.

 Por otra parte, tenemos que ante la presión social y familiar, estas madres suelen ser obligadas a tener matrimonios a esta corta edad.

 Hecho éste, que por lo general desencadenada mayores complicaciones a esta situación tan compleja. Aunado a lo anterior, debemos señalar que la presión generada por este rechazo provoca la decepción en el ámbito escolar.

 Consecuencias sociales para el padre 

 Si bien es cierto, que ante esta situación el padre adolescente suele abandona a la madre.

 Así como, que la mayor carga la tiene la madre, no es menos cierto que el padre también presenta consecuencias por un embarazo precoz.

 Ciertamente, la presión social no es igual, pero si esta presente desde distintos puntos.

 Por una parte, tenemos el rechazo por parte de los allegados, el cual es en menor intensidad pero si esta presente. De igual forma, tenemos la presión de su círculo familiar, en el supuesto que no abandono a la madre.

 Así, este futuro padre se ve obligado a buscar trabajo a los fines de cubrir los cuantiosos gastos que representa un embarazo. Lo cual no le permite continuar con sus estudios, al igual que la madre. 

Elemento éste, que contribuye al rechazo de su círculo social y una carga emocional adicional a la situación.

 Otras posibles consecuencias

 La situación de un embarazo precoz representa un fuerte cambio para los padres, el cual suele conllevar a una insatisfacción personal para ambos. Esta insatisfacción o frustración puede ocasionar la formación de una familia disfuncional. De igual forma, tenemos que antes los altos costos de un embarazo, se puede presentar casos de prostitución.